1930comienzo solo

Embotellamos nuestra primera botella el 7 de agosto de 1930 con el agua de la cuenca del Barranco de la Virgen o también conocido como el Barranco de las Madres dentro del Parque Rural Doramas, Reserva Natural protegida localizada en Firgas, Isla de Gran Canaria.

Sin embargo la leyenda de nuestra agua se empezó a fraguar mucho antes de estas fechas. Cuentan los historiadores que los propios Guanches ya utilizaban y aprovechaban las propiedades Minero Medicinales de estas aguas de origen volcánico cavando en las rocas toscos túneles. Estas aguas ya fueron empleadas por los aborígenes antes de la conquista porque las madres acudían ahí en busca del agua que sanaba a sus hijos, de ahí el nombre de Barranco de Las Madres.

Posteriormente en el SXVII se exportó el producto a Inglaterra como un tesoro de las Islas Afortunadas para combinar con bebidas espirituosas como el whisky.

Hoy en Aguas de Firgas dedicamos todos nuestros esfuerzos a cuidar y garantizar la pureza y la máxima calidad de nuestras aguas. Seguimos innovando para estar siempre por delante y ofrecerte lo mejor de la Naturaleza, respetándola y protegiéndola e invirtiendo en proyectos e iniciativas para cuidar el Medio ambiente.

 botella

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas estas condiciones de uso. Más información.